Los cuatro factores del éxito profesional de Daniel Goleman

Coaching Financiero Para Emprendedores

Los cuatro factores del éxito profesional de Daniel Goleman

Cuando te hablan de que si tienes “lo que hay que tener” para poner en marcha tu propio negocio, te vienen a la cabeza muchas cosas, tesón, esfuerzo, trabajo duro, resistencia a la frustración, y por otra parte, si realmente sabes todo “lo que hay que saber”.

¿Y QUE ES LO QUE HAY QUE TENER?

a) Capacidades cognitivas. Coeficiente Intelectual: memoria, razonamiento, capacidad verbal y matemática. El tradicional “es muy listo”.

b) Capacidades técnicas. Conocimientos específicos que tu negocio demande. De control de fabricación, de marketing, de gestión del tiempo, de contabilidad, de informática o de lo que sea.

c) Capacidades emocionales. Siendo siempre importantes éstas son las que determinan cuál será tu futuro a medio y largo plazo.

Daniel Goleman, el “padre” de la Inteligencia Emocional, hizo un estudio especial de las competencias emocionales en el entorno empresarial en su libro “La inteligencia emocional en la empresa”. El éxito empresarial lo dibuja el grado de habilidad en estos componentes, llegando al 80% cuando el empresario ha de liderar a otras personas, trabajar en equipo y expandir su negocio.

Marca la diferencia entre la Inteligencia emocional, como potencial de aprendizaje de los factores que veremos a continuación, y la COMPETENCIA EMOCIONAL, que nos muestra qué parte del potencial hemos dominado de forma que se traduzca en capacidades laborales. Estas se adquieren con un necesario aprendizaje adicional, como la atención al cliente o el trabajo en equipo.

ESTOS SON LOS CUATRO FACTORES PARA EL EXITO PROFESIONAL:

1. AUTOCONCIENCIA.

Cuando alguien se conoce a sí mismo está familiarizado con sus emociones, sabe cuáles son sus puntos fuertes y sus debilidades, que necesidades tiene y los impulsos que siente.

Desde el punto de vista laboral, tiene franqueza y capacidad autoevaluación realista, sabe asumir retos y pedir ayuda en caso necesario y posee la capacidad de recibir críticas constructivas.

2. AUTOGESTION

Tiene esta capacidad quien canaliza sus impulsos emocionales. Controla sus sentimientos, es una “persona razonable” crea un entorno de confianza e imparcialidad.

Quien domina sus emociones puede avanzar con los cambios. Sus decisiones son fruto de reflexión y meditación.

Dentro de la autogestión, cuando eres capaz de movilizar las emociones positivas para avanzar hacia tus objetivos, encuentras la MOTIVACION, que se canaliza a los retos creativos, la pasión por aprender, la satisfacción del trabajo bien hecho.

Si sumas Automotivación + Autoconciencia =
Te encuentras con que conoces tus límites, pero buscas los retos, y eres capaz de medir el progreso hacia tus metas y establecer estrategias para alcanzarlas.

3. EMPATIA

Cuando consideras y tienes en cuenta los sentimientos de los demás a la hora de realizar acciones que les afectan.
Favorece el trabajo en equipo, a través de la comprensión e integración de las diferencias.
Goza del sentido de la oportunidad en las relaciones personales y profesionales.

CAPACIDAD SOCIAL

Suma de las tres anteriores, su resultado es:

4. CAPACIDAD SOCIAL

Facilidad para encontrar puntos en común con gente de todo tipo.
Saber preparar una red social gestionando sus relaciones.

Conseguir colaboración a través de la empatía.
Capacidad para gestionar equipos. Motivación positiva.

Grandes dotes de persuasión, saber cuándo apelar a la emoción y cuándo a la razón.

 

¿Y EL ESTRÉS?

Asimismo cualquier capacidad que puedas tener se diluye ante una situación de excesivo estrés, que te desconecta de tus potencialidades a través del proceso de “sobrecarga”.

La excitación emocional entorpece el funcionamiento ejecutivo del cerebro. Los estados emocionales asociados más comunes son el miedo y la ansiedad, por una parte y el aburrimiento por otra.

La representación gráfica de la relación entre la habilidad mental (y el rendimiento en general) y los estados de ánimo es una U invertida con los extremos ligeramente abiertos, el rendimiento excepcional está en la cima de la figura, mientras que un extremo inferior es el aburrimiento y el otro la ansiedad, cuanto mayor llegue a ser la sensación de apatía o de angustia peor será tu desempeño.

Sales del aburrimiento, cuando aceptas retos de forma que despierten tu interés, te conduzcan a la motivación y centras tu atención. Cierto grado de estrés en sí no es malo, cuando deja de ser estimulante y resulta excesivo es cuando aplasta y deja fuera de combate.

Como dice una buena amiga coach, la mejor manera de luchar contra el estrés es tener claras las diferencias entre contrariedad, inconveniente y catástrofe (Diccionario Vox).

 

DIFERENCIA ENTRE

Contrariedad:
1 Oposición entre dos cosas.
2 Suceso imprevisto que retrasa o impide hacer lo que se desea. Contratiempo.
3 Disgusto de escasa importancia.

Inconveniente:
1 Que no resulta adecuado por sus características o por el momento en que sucede.
2 Situación, circunstancia o razón que dificulta o imposibilita hacer una cosa: “existe un inconveniente para hacer el viaje”.
3 Perjuicio o molestia que provoca una cosa: “el no saber conducir era un inconveniente para que le dieran ese trabajo”.

Catástrofe:
1 Suceso desdichado en el que hay gran destrucción y muchas desgracias y que altera gravemente el desarrollo normal de las cosas. cataclismo, debacle, desastre.
2 Persona o cosa mal hecha, de mala calidad o que produce mala impresión: “este hombre es una catástrofe”.

Necesitas la capacidad de adaptarte a los cambios, ya que si cualquier cosa que no salga como tú quieras se coloca en la categoría de CATASTROFE va a consumirte unos recursos emocionales y mentales que te agotarán antes de conseguir hacer nada.

En definitiva, como dice Daniel Goleman, las capacidades emocionales han de desarrollarse para convertirse en competencias emocionales. Estas son habilidades especialmente orientadas a la adaptación y al trabajo con otras personas, que determinan el éxito en el entorno laboral, propio y ajeno, en mucha mayor medida que la formación tradicional por sí sola, o el grado de “inteligencia”.

Además el progreso a conseguir estará en gran medida ligado al control del estrés que seas capaz de lograr, y si interpretas la realidad en términos manejables para ti (no catastróficos por sistema) podrás acceder a todos tus recursos disponibles siempre que los necesites.

¿Y tú qué opinas? ¿Te gusta este tema? Si te ha interesado gracias por compartirlo.

About the Author:

Hola, soy Mª Angeles González, Economista y Coach Financiero. Tras 30 años de experiencia en el sector, ayudo a emprendedores a que su dinero trabaje a su favor, con un método flexible y eficaz. ¡Avanza! No es cambiar, es crecer.

3 Comentarios

  1. Silvia Guadalupe Monzon 6 septiembre, 2014 en 19:15- Responder

    Muchas gracias Ma.Angeles, super esclarecedora tu presentacion…muy agradecida y …ahora a practicarlo!!
    Saludos cordiales
    Lic. Silvia G. Monzon

    • Mª Angeles González 8 septiembre, 2014 en 17:23- Responder

      Me alegro que te guste, y de acuerdo, ahora toca practicar!!

  2. […] Ser flexible para adaptarse a las características de conducta o personales del otro, y si es necesario aceptar cambios. […]

Deje su comentario

En cumplimiento de lo que se dispone en el artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, MAGCOACHING.ES te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario se recogerán en ficheros cuyo responsable es Mª ANGELES GONZÁLEZ GARCÍA.

La recogida y tratamiento de los datos personales tiene como únicas finalidades gestionar consultas, solicitudes o suscripciones generadas a través del Sitio Web magcoaching.es, controlar el cumplimiento del Usuario de estas condiciones y cumplir nuestras obligaciones legales.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de sus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección info@magcoaching.es indicando en asunto: PROTECCIÓN DE DATOS.