Trabajo en colaboración: la unión hace la fuerza

Coaching Financiero Para Emprendedores

Trabajo en colaboración: la unión hace la fuerza

Es fascinante el uso intensivo que hacemos en la moderna economía de la palabra colaboración. Suena bien, tiene un aire de buen rollo y junto con sus hermanas cooperación y coordinación, se utiliza casi para todo.

 

Y QUE ES UNA COLABORACIÓN 

 

Colaboración es el proceso que a través del trabajo de dos o más personas en conjunto, consigue un resultado superior en cantidad o calidad, díficil de conseguir para cualquiera de las partes por su cuenta.

 

Sectores como la prensa escrita, han llamado tradicionalmente colaboración a la publicación por parte de autores independientes de artículos en diferentes medios, periódicos o revistas, sin ser parte de la plantilla de ninguno de ellos.

 

También “colaboración” se ha usado en la música y el cine como forma de expresar la contribución a canciones y películas de varios autores de diferentes partes de la obra.

 

Otras industrias como la publicitaria, han utilizado las colaboraciones por parte de pequeñas agencias creativas, para crear anuncios y campañas para las grandes agencias, que hacen de intermediarios.

 

Todas estas colaboraciones se distinguen por tres características:

 

* Flexibilidad. El autor o “colaborador” no se compromete en exclusiva con un medio determinado.

 

* Adaptación. El medio o agencia, si no tiene presupuesto, no contrata y en paz, se ahorra el coste de personal.

 

* Creatividad. La independencia y el pequeño tamaño da lugar a una mayor creatividad, difícil de conseguir en empresas más grandes.

 

Como puedes ver, nada nuevo bajo el sol. Pero sí es cierto que estas cualidades son de gran valor en la actual situación económica, en la que un negocio tiene que buscar formas imaginativas de ir más ligero de equipaje en cuanto a los gastos, y de conseguir más con menos.

 

Y PARA QUÉ BUSCAS O RECIBES COLABORACIONES

 

1. PARA MONTAR SISTEMAS EN TU PROPIO NEGOCIO 

 

Podrías llamar colaboración INTERNA, a la que realizas de forma sistemática con otros profesionales para formar equipo de trabajo para impulsar tu propio negocio.

 

• Puede ser que tu negocio aún no sea muy grande, pero sí lo suficiente para tener más trabajo del que una persona pueda atender sola.

 

• A lo mejor tendrías trabajo para otra persona más, pero de áreas tan dispares, que sería muy difícil encontrar un candidato con tal variedad de habilidades.

 

• En vez de contratar empleados, subcontratas las áreas no críticas de tu negocio, aquellas que te quitan más tiempo y que no es vital que las hagas tú mismo.

 

Son otros profesionales como tú, pero cuyo trabajo es vital para la buena marcha del negocio.

 

La colaboración es en principio en un horizonte de medio a largo plazo.

 

Cuando la colaboración va a ser de este tipo:

 

• Busca, compara y mira la relación calidad-precio.

 

• Prueba hasta que estés satisfecho.

 

• Lo barato es caro. Si escatimas, el trabajo que recibirás estará de acuerdo con tu inversión. Lo que sería aceptable en un trabajo esporádico puede ser insufrible en una colaboración habitual y perder más tiempo del que querías ganar.

 

2. PARA IMPULSAR TUS VENTAS Y CRECER

 

Puedes llamar EXTERNA a la colaboración que buscas, o recibes, cuya finalidad es impulsar tus ventas y crecimiento con alianzas estratégicas.

 

Cuanto buscas colaboraciones es recomendable que la forma de hacer negocios y sus objetivos sean cercanos a los tuyos, no sólo es una cuestión económica. Cuando hay entendimiento y coherencia entre proyectos la colaboración puede extenderse a medio y largo plazo.

 

# Puedes buscar a otro profesional o negocio que complemente tu oferta. Cada uno refuerza al otro y no hay competencia directa. Puede ser un proyecto puntual, o una colaboración más duradera.

 

# Puedes colaborar con otros negocios similares al tuyo cuando tienes demasiada carga de trabajo para dar buen servicio a tus clientes, y que te correspondan de la misma forma cuando les pase a ellos. Lo hacen mucho los freelancers de todo tipo.

 

# Puedes desarrollar un proyecto puntual con uno o varios colaboradores para lanzar productos o servicios que normalmente no podrías hacer solo. Se hace mucho en proyectos de formación y de marketing.

 

También en otros sectores económicos se montan las UTES ó Uniones Temporales de Empresas, para acometer un proyecto determinado, como puede ser un trozo de autopista, o una fábrica llave en mano.

 

3. FINALIDADES PROPIAS DE INTERNET

 

* Colaboraciones como afiliado. Comercializas productos de terceros a cambio de una comisión.

 

* Colaboraciones en otros blogs que no sean el tuyo.

 

Pueden ser:

 

Remuneradas. Es una actualización del articulista de periódico que mencionaba al principio. Suelen ser para blogs de empresa que no realizan sus propias publicaciones.

 

Sin remunerar. Es la posibilidad de publicar en otro blog para llegar a más audiencia relacionada con lo que ofreces, cuando escribes tú. A cambio de tu contenido, que ha de estar relacionado y ser de utilidad, te dejan enlazar con tu blog para darte visibilidad.

 

También puedes dar acceso a otros autores en tu blog para facilitar a tus lectores contenidos que también les pueden interesar, en tu caso les correspondes dejando que enlacen tu web.

 

4. OTRAS RELACIONES COMERCIALES QUE LLAMAN COLABORACIÓN

 

# Un intercambio entre profesionales de productos o servicios que entienden como equivalentes en cuanto a su valor, sin transacción monetaria. Eso no es una colaboración, es un trueque.

 

# Cuando una empresa mucho más grande que tu negocio te hace una subcontrata, no es una colaboración, está “repartiendo trabajo” las normas las marca un tercero al que no sueles tener acceso directo, sobre todo las relacionadas con fechas de entrega y condiciones de pago.

 

# Siempre que lo que ofrezcas sea un servicio complejo y a medida, tienes que contar con la colaboración de tu cliente. Sin ella no podrás alcanzar por mucho que quieras un resultado final verdaderamente excelente.

 

Aunque no se llame colaboración, tiene muchos puntos en común. Un ejemplo claro es la sistemática de las Metodologías Agiles para el desarrollo de servicios informáticos.

 

Un equipo de informáticos desarrollan un producto en fases, en cuya validación interviene directamente un representante del cliente para su aprobación en cada paso de las mismas, verificando el grado de adaptación al servicio solicitado.

 

# En los blogs de negocios es habitual recibir solicitudes de toda clase de agencias publicitarias, algunos “periodistas”, otros anunciantes, que mandan peticiones de colaboración.

 

Son correos mal redactados, dirigidos “a quien pueda interesar”, con contenidos extraños, no se sabe qué piden, sí, trabajo o visibilidad gratis, porque lo que se dice ofrecer, si es que ofrecen algo tampoco está muy claro.

 

Y COMO CONSEGUIR COLABORACIONES EFICACES

 

Cualquier clase de trabajo en colaboración para ser eficaz requiere que ambas partes consigan un beneficio razonable y adecuado a su participación. No tiene por qué ser exclusivamente monetario, también puede ser de otro tipo.

 

Lo que está claro es que el dinero se mide con más facilidad que otras métricas y facilita el entendimiento.

 

Cuando se plantea una colaboración, además del posible coste económico si no sale bien, hay que tener en cuenta el coste de tiempo y el posible impacto sobre la propia marca de tu negocio.

 

Un acuerdo de colaboración para ser eficaz, necesita una negociación:

 

1. El interlocutor válido es el que tiene capacidad de decisión en su negocio o empresa.

 

2. Acordar el reparto de funciones, responsabilidades y aportaciones, con claridad y por escrito.

 

3. Cerrar el acuerdo económico antes de comenzar la colaboración.

El dinero es importante, y hay que regular cuánto se necesita y cómo se va a repartir el beneficio antes de empezar.
Si no se puede cerrar en su totalidad el acuerdo por falta de datos, hay que hacerlo hasta donde se pueda.

 

4. Establecer canales fluidos de comunicación sobre asuntos pendientes. La transparencia genera confianza. No se trata sólo de llegar a un acuerdo y se acabó. Hay que gestionar con diligencia lo que vaya ocurriendo.

 

5. En lo posible firmar un acuerdo con todos los detalles negociados y fechas estimadas de compromiso.

 

Hay tres motivos principales por los que no se hace una negociación en condiciones cuando se inicia una relación de colaboración:

 

* Miedo a estropear el inicio de la relación, parece que concretar es “falta de confianza”, luego vienen los problemas porque cada uno pensaba una cosa diferente sobre la ejecución de la misma.

 

* Miedo a hablar de dinero y contraprestaciones. Cuando se empieza a colaborar y claramente no se ve por ningún lado el beneficio de hacerlo, entonces es cuando la relación se resiente.

 

Pero claro, si no se han puesto las cartas sobre la mesa, qué puedes esperar, la expectativa, a falta de información, es que colabores por amor al arte.

 

* Miedo a “perder” la relación. Tal vez te has acercado tras un arduo trabajo de “networking” que ahora se lleva tanto, o lo de hacer contactos de toda la vida.

No sabes si va a salir algo en limpio, y en vez de negociar, no aclaras las cosas para no “quemar” tu contacto.

 

Y ¿DÓNDE QUEDA EL SER GENEROSO Y DAR A LOS DEMÁS?

 

En el excelente libro “Dar y recibir” del psicólogo de organizaciones Adam Grant, subtitulado “Por qué ayudar a los demás conduce al éxito”, y respaldado por numerosas investigaciones a las que ha dedicado más de diez años , clasifica nuestra actitud en las interacciones con los demás en tres grandes grupos:

 

1. Receptor. Intenta conseguir el máximo valor posible para sí mismo. Yo gano, tu pierdes. Por sistema, les gusta obtener más de lo que reciben. Pone siempre sus intereses por delante de las necesidades de los demás.

 

Si sus elecciones son públicas y conocidas puede “disfrazarse” de donante para conseguir una buena reputación.

 

2. Donante, contribuye con su valor sin preocuparse de lo que recibe a cambio. Su prioridad son los demás y sus necesidades. No es una cuestión monetaria, sino un tema de actitud y acciones hacia los demás. Ayudar, actuar como mentor, compartir reconocimientos, o establecer relaciones a favor de otros son comportamientos típicos.

 

Es un comportamiento que adoptamos dentro de nuestras relaciones personales de una manera habitual.

 

En la vida laboral, el donante muchas veces se “disfraza” para no ser percibido como alguien de poco carácter y al que no se toma en serio por bondadoso.

 

3. Equilibrador, sobre todo en el terreno profesional, el estilo más habitual es guardar el equilibrio entre dar y recibir. Se apoya en el principio de la justicia, yo te ayudo, y más adelante tu me ayudarás. O bien, “donde las dan las toman”.

 

Aunque podemos adoptar cualquiera de estos estilos, cada uno de nosotros se inclina de forma natural por uno de ellos la mayor parte del tiempo.

 

Y sus conclusiones sobre quién tiene más éxito son:

 

• El 10% de mayor éxito y el 10% de menor éxito está constituido por los donantes. Esto ocurre en todas las profesiones, los donantes benefician a los demás sacrificando sus propias necesidades, pero aún así, una parte de ellos consigue un gran éxito.

 

• El resto se reparte entre equilibradores (la gran mayoría) y receptores.

 

Y qué es lo que diferencia a los donantes de éxito de los que tienen peores resultados:

 

* Que los donantes de éxito son capaces de detectar cuando un estilo receptor abusa de su buena disposición y aprenden a protegerse.

En esa situación adopta un estilo de buscar el equilibrio, no permitiendo ser utilizado. Es lo que podríamos llamar aprender a decir que no de forma asertiva.

 

* Los donantes tienen una gran dificultad a resistirse a las necesidades de los demás, en comparación con las propias. Pero cuando un donante está representando el bienestar de una tercera parte, es incluso más eficaz para defenderlo que cualquiera de los otros estilos.

 

Por ejemplo, un donante que no es capaz de pedir un precio adecuado por su trabajo, sí es capaz de crecerse cuando se da cuenta de que habla en nombre de su familia, que merece tener cubiertas sus necesidades y de que tenga tiempo para dedicarles.

 

Otro donante, que no se siente capaz de negociar a su favor de forma satisfactoria, sí es un perfecto representante para su ONG favorita, y consigue más donaciones que nadie.

 

Y SI APLICAMOS ESTO A LAS COLABORACIONES

 

• El aclarar todo lo posible los términos de una colaboración es fundamental para que sea eficaz.

 

• Se puede ser generoso, evitando a la vez colocarte en una situación en la que abusen de tu tiempo y tus expectativas.

 

• Las mejores colaboraciones son aquellas en las que todo el mundo gana, pero para conseguirlo hay que estar dispuesto a mirar por el bienestar de todos los participantes, incluido el tuyo.

 

• Eso no es egoísmo, es supervivencia, podrás seguir beneficiando más a los demás y durante más tiempo si eres un donante de éxito.

 

 

Y tú ¿qué opinas? Déjame tu comentario y si te gustó comparte.

 

2017-05-22T08:10:56+00:00 Etiquetas: , , , |

About the Author:

Hola, soy Mª Angeles González, Economista y Coach Financiero. Tras 30 años de experiencia en el sector, ayudo a emprendedores a que su dinero trabaje a su favor, con un método flexible y eficaz. ¡Avanza! No es cambiar, es crecer.

4 Comentarios

  1. Marina Brocca 19 noviembre, 2015 en 13:36- Responder

    Vaya post que te curras, impresionante tutorial sobre la colaboración.
    Yo personalmente, no concibo mi trabajo sin colaboraciones porque son la pieza fundamental de mi estrategia de negocio y es la que me ha permitido crecer.

    No se te ha escapado ni una sola pieza, yo aspiro a seguir ampliando mi red de colaboraciones para explotar sinergias, apoyarnos, escucharnos, reírnos y sumar.

    Gracias por este valioso trabajo Mari Angeles que todo el mundo debería leer.
    Un abrazo

    • Mª Angeles González 19 noviembre, 2015 en 14:02- Responder

      Muchas gracias a ti Marina, es verdad que bien acompañado se llega mucho más lejos! Otro abrazo de vuelta!

  2. […] simplemente puede ser que cuando ya el negocio tiene cierto volumen te desbordan y necesitas colaboración. Hay muchos profesionales a quien contratar los servicios para lo que vayas necesitando y tampoco […]

  3. […] Estas reuniones no estaban pactadas como tales cuando se presupuestó la colaboración. […]

Deje su comentario

En cumplimiento de lo que se dispone en el artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, MAGCOACHING.ES te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario se recogerán en ficheros cuyo responsable es Mª ANGELES GONZÁLEZ GARCÍA.

La recogida y tratamiento de los datos personales tiene como únicas finalidades gestionar consultas, solicitudes o suscripciones generadas a través del Sitio Web magcoaching.es, controlar el cumplimiento del Usuario de estas condiciones y cumplir nuestras obligaciones legales.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de sus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección info@magcoaching.es indicando en asunto: PROTECCIÓN DE DATOS.