Antes de vender, aprende a comprar

¿A quién no le gusta un cliente ideal? De vez en cuando tienes la suerte de encontrar a esta persona, tan agradable, que valora tanto lo que haces, que te quedas con las ganas de hacer por él más aún de lo que la relación comercial requiere. En nuestra experiencia como profesionales tenemos claramente identificado a nuestro cliente ideal y no estamos hablando de definiciones de marketing. Sus características más sobresalientes son: (*) Es educado y amable. (*) Aprecia nuestro trabajo. (*) Pide con firmeza, pero con respeto aquello que considera que debemos ofrecerle a cambio de su dinero. (*) [...]